martes, 13 de febrero de 2018

CRÓNICAS MUTANTES: LA REPÚBLICA "PALMERA" DE ARRIMADAS


Ciudadanos es según el color cristal como se mire. Hoy, "palmeando" a las "palmeras" de Podemos. 
Depende del lugar, circunstancia o lugar de empadronamiento. España y su sistema político no tienen remedio y carecen de lógica democrática y sobre todo de honestidad. Mientras ya se están repartiendo los ayuntamientos, valorando pactos los oligarcas del PP, PSOE y Ciudadanos, tras supuestos resultados tras las municipales, sin que tras un año se hayan conseguido aprobar presupuestos, y pensando meternos en otras elecciones inútiles que tampoco tendrán un efecto de alcanzar mayoría y volveremos a estar igual o peor; hoy, nos llega la III República catalana, la de Manresa, presentada entre otros por los desvergonzados de Ciudadanos. Amiga Inés Arrimadas del selecto club de la Colau, Paqui Granados, la Montero, Juana Rivas, muchas de su socio salvador que es a lo que aspira Arrimadas: ser salvada por Podemos. Mujeres cobardes que dejan tiradas a sus propias vecinas y a muchas sojuzgadas del mundo en regímenes que asesinan féminas; acosadas mujeres; denigradas; maltratas; ninguneadas. Feministas de salón que salvan su demagogia con discursos huecos y vacíos; adoctrinando; con leyes subvencionadas de Violencia de Género; expandiendo odio hacia los hombres, todo por la pasta y entre campañas ideológicas para alcanzar más poder.


El problema de la golpista clase política española es que, para ellos, la República es la de ellos. No un Régimen de poder, con división de poderes, de igualdad de ciudadanos ante la ley, con libertad política, libres, elegidos sus representantes por circunscripción única, con su presidente y Jefe de Estado y que puede estar gobernada en mayorías parlamentarias por diversas ideologías o colores democráticos. No es la República comunista de la época de la anteguerra española, la del puño en alto y hoguera al que no trague, ni tampoco la de oligarcas que se montan su número interesado tras golpes de estado donde, en el parlamento central, mandan todos los intrigantes menos los diputados de la Nación y no existe división de poderes. O sea, nada que ver con el engendro feminista de la República Catalana Feminista”. La república no es un régimen de poder para lucrarse personalmente como entiende la corrupta casta política española.


A mí no me sorprende que un partido que es una fecundación de oligarcas económicos, como Ciudadanos, creado para dar mayoría con sus votos a uno u otro partido de los dos bastiones del Estado de Partidos en España, creado para ilusionar ante la debacle de credibilidad democrática que tiene el Régimen corrupto del 77, que Arrimadas firme y diga chorradas. Ya ha demostrado su oportunismo y su nulo programa de gobierno dejando tirados a sus muy ilusionados votantes, buscando las alcaldías y diputaciones en las próximas elecciones tras estas calamitosas, propuestas por Arrimadas la primera de todas. ¿A qué se dedica la lideresa que ya no recuerda que ganó unos comicios en Catalunya con el voto de los descontentos con sus repúblicas catalanas ficticias y sus golpes de estado y sectarismo político pagado por Rajoy y Montoro?


¿Es que la libertad política señora Arrimadas la traen las mujeres feministas de mi partido o de otros, movimientos feministas subvencionados y sindicatos vividores, féminas que serán las que aportarán más igualdad, solidaridad y justicia y van a hacer hombres y mujeres libres en Catalunya? ¿En Manresa? Eso no es una república; es como el gobierno que propuso la golpista izquierda española en el 34 y como piden extremistas para gobernar desde la ultraizquierda. Precisamente, en una república, la libertad política es patrimonio del ciudadano y no de líderes o programas ideológicos de una tendencia.  Será la república de todos y todas, no la feminista porque resulta que, mis mujeres, están financiando y engordando a mi partido político o al sistema de partidos. Ya mantengo yo que, Ciudadanos, cada día está más cerca de los sediciosos catalanes y de la ideología de Podemos y Bildu.


O séase: que a Arrimadas le han refrendado la lista de Rivera para que pelee por las repúblicas catalanes de nuevo cuño, con todos los movimientos secesionistas de por en medio, respaldando una huelga feminista de la que, con toda su solmene falsedad, dijo que “no compartía reivindicaciones y desconocía muchas”. Por cierto, hoy muchas reivindicaciones feministas son broncas políticas y atajos para conseguir votos para sus partidos. Y nada de pardillos los de Ciudadanos, viene manteniendo ya sus contactos con Podemos y se ven hasta en la Moncloa con un pacto a tres bandas. Otra cosa será lo que suceda. Saben el por qué apoyan lo que dicen no entienden. Leo prensa pagada y a comentaristas que alaban a la única esperanza política que, dicen, tiene este país, con Albert. ¡Alucino! ¿Estos sujetos van a poner en orden en un país del que ya están urdiendo poder desde la sombra, pactando en despachos y atendiendo a sus estrategias por encima del súbdito y de la urgente necesidad de gestión que tiene España, paralizada ya por todos ellos mismos corruptos que sólo buscan el poder a cualquier precio y pacto? ¡Imposible! 


¿Cómo nos vamos a tragar que andan despistados, que les han engañado para apoyar a quien no deben, que Arrimadas está ofuscada en una situación de oscurantismo total y que la pobre no puede hacer más? ¿Me están tomando el pelo? Arrimadas cambia de criterio como los demás, es oportunismo absoluto y cambia de criterio chaqueteando con cualquiera. Mañana, puede formar gobierno con unos u otros, o con ninguno porque la gente se de cuenta de quienes estamos hablando. Sin escrúpulos, además. Y es que el poder político está secuestrado por toda esta patulea de oligarcas incrustados en el estado, cobrando de él y sirviendo a sus jefes de aparato. Ciudadanos es un partido creado por especuladores financieros, de corte medio liberal en apariencia, como Soros, y cuyo dinero va en ocasiones a mantener al capitalismo y su hegemonía en el mundo, aderezado de una cierta patina progre de derechos humanos. En España, justo cuando el sistema hace aguas, está buscado para dar esa mayoría que tampoco sirve para mucho porque, a la primera de cambio de marcha, te deja de respaldar y a buscar lo suyo y el poder. Y vuelta a empezar. Está absolutamente viciada esta tóxica clamada democracia española y ya no sirve y sólo se mantiene por los palmeros y los incautos. 



El feminismo actual no defiende la igualdad, ni entre hombre y mujeres ni entre las mismas mujeres. A las que obvia si no eres de su determinada ideología. Todo es un panfleto y es lamentable que el partido ganador en Catalunya haya olvidado ya su programa, errático muestre su absoluto desapego por los principios que le han llevado hasta ser la primera fuerza, que flirtee con la ultraizquierda de modo tan contradictorio y que confunda a una sociedad que le brindó su confianza para tranquilizar a Catalunya y devolverle la libertad y que las cosas cambiaran de rumbo. Arrimadas y Riverita no tienen perdón. Está todo claro. La gente refrenda listas cerradas y ¡si te vi no me acuerdo! Ahora su misión es buscar poder en las generales, pedir socorro a Podemos, aliarse sumisamente con otro posible socio: el PSOE buscando entre Comisiones parlamentarias actuar sólo contra el PP, aunque mañana cambien las tornas y arremete en Andalucía con Susana, contra el PSOE y vuelve a beber las aguas por Rajoy.



1 comentario:

  1. Excelente artículo y verdad de la buena. Desde Catalunyaun abrazo

    ResponderEliminar